martes, marzo 20, 2007

El Bierzo, origen y significado de un topónimo

El nombre actual de esta región es una de las denominaciones de primer orden más antiguas de la península ibérica, con una derivación clara y constatable desde la más remota antigüedad.

Su devenir se remonta a la Edad del Hierro, en el nombre que se daba a uno de los enclaves castreños más importantes con los que se toparon los romanos en su conquista del Noroeste hispano (19 a.C.). Este no era otro que el castro cacabelense de Castro Ventosa, posteriormente romanizado y convertido en importante ciudad con derechos de municipio romano -su apelativo flavio lo demuestra-, que vehiculaba la frenética explotación minera del área. Esta urbe tomaría el nombre de Bergidum Flavium. Veamos el significado de este nombre.

Bergidum es una palabra de clara adscripción indoeuropea, concretamente perteneciente a la lengua céltica más arcaica. Deriva de dos raices, una es Berg derivada de *bheregh/*bherghos, con significado de “montaña” o elevación, de esta misma raíz procede también el sufijo *Briga (plaza fuerte elevada) abundante en todo el Noroeste prerromano (Brigantium, La Coruña). Esta derivación, “Berg”, todavía existe en el alemán moderno con el mismo significado de montaña.

La segunda parte del nombre es la terminación –idum/dum, la cual plantea más problemas. Por una parte encontramos paralelismos con la coetánea –dun, que identifica a los castros celtas irlandeses, o del galo –dunum (Lugdunum) con idéntico significado, tratándose por tanto de un apócope. Sin embargo también puede tratarse de un abundancial, es decir significaría algo asi como “lugar muy montañoso”.

De todo ello llegamos al significado del nombre que de forma ingenua vendría a decir “ciudad elevada y fortificada”, esto es, un castro. La sencillez del topónimo ha planteado si realmente era el nombre autóctono o indígena de la ciudad, al tratarse de una indicación geográfica, pero lo cierto fue que los romanos elegirían esta denominación y a través de ellos llegaría a la actualidad, derivando en la identificación de toda una región.

Las primeras referencias literarias con este nombre las encontramos en Floro en su descripción de las guerras cántabras (aunque hay algunas dudas de identificación) y en Ptolomeo en su Geografía donde escribe en griego “Bergidon Flavion” en la primera mitad del s. II d. C., en la segunda mitad aparece una estela en Tarraco (Tarragona) que habla de un “bergidoflaviense” que desempeño todos los cargos de su respublica (ciudad); también aparece en el Itinerario de Antonino en el s III como ciudad confluencia de varias Vías con dirección a Bracara (Braga, Portugal), Lucus Augusti (Lugo) y Asturica Augusta (Astorga).

Durante el Reino Suevo aparece la ciudad de Bergido como unas de las parroquias suevas (parroquial de 572-585), sin embargo no aparece en las listas posteriores visigodas. Varias monedas suevas y visigodas también aluden a una ceca monetaria que estaría situada en este enclave. Sin embargo es precisamente en época de Reino visigodo de Toledo cuando desaparece la adscripción del topónimo a una ciudad, y pasa directamente a denominar a un territorio o región, el conocido Territorium Bergidense, provincia gobernada por un conde bajo la supervisión del duque de Gallaecia o en fechas posteriores quizás de Asturia. Esta problemática aparece reflejada en los escritos referidos a San Valerio del Bierzo y su predecesor, San Fructuoso.

Durante el lapsus producido por la invasión musulmana desaparece extrañamente cualquier referencia con este nombre tanto en las crónicas cristianas como en las árabes, a pesar de haberse producido aquí la importante batalla de Burbia (791, derrota cristiana). Deberemos esperar al s. IX cuando encontremos varias donaciones regias y eclesiásticas del Reino de Asturias que mencionan “in territorio Berizo” (857) y “territorio Bergido” (873), o a sus habitantes como repobladores de Astorga acaudillados por su Conde Gatón “quando populus de Bergido cum illorum comite Gaton exierumt pro Astorica populare” (878), o el “in Vergidum” de un documento del 883.

En el Tumbo Viejo del Monasterio de Montes se encuentra abundante documentación que alude también a esa región, “confinio bergidense”, “territorio bergidense/vergidense”. Hay quien ve a este cenobio como el responsable del nuevo uso general de este nombre, basándose en las fuentes clásicas que aportan el halo de validez necesario para la mentalidad medieval, a pesar de que se había perdido la memoria de la existencia o situación concreta de la ciudad antigua que tenía ese nombre.

Pero sería en el Cartulario del Monasterio de San Salvador de Carracedo donde encontraríamos la primera alusión al moderno apelativo de los habitantes del Bierzo, “in terra Vergidensium (990), ("en tierra de los bercianos").

En fechas posteriores encontramos abundantes referencias: “in Berizu” (994), “territorio Beridensi” (996), “in territorio bericio” (1054). Y ya directamente el empleo aislado del vocablo clásico que aludía a la ciudad romana para aludir ahora a este territorio, “in Bergido” (1043), “in Berizo” (1092) o en el año 1115 “Bergidum”, “Beriz” (1167).

Otras denominaciones serían: Berzido, Bercio o Berezo.

Por primera vez encontraríamos el nombre actual en 1243 “Bierzo” en los documentos del llamado “tumbo viejo” del Monasterio de San Pedro de Montes. Y aquí también comenzaría el baile de grafías entre la B y la V que continuaría hasta tiempos recientes –y con el que nosotros ironizamos en el título de este blog-, ya que encontramos “Vierzo” en un escrito de 1294. A pesar de todo esta forma toponímica, con origen al menos en el año 1243, sería la definitiva.

Lecturas recomendadas:

Tomás Mañanes Pérez, "El Bierzo y Castro Ventosa", separata de "León y su Historia" VIII, Centro de estudios e investigaciones "San Isidoro". León 2003.

4 Comments:

Blogger Saul said...

Alguna relacion con la diosa Brigid (o Brigit)?

marzo 21, 2007 1:30 a. m.  
Blogger Bergidense said...

La relación que pudiera haber es que ambas palabras tienen el mismo origen en la raíz céltica *Bherghos, ya que Belisama o Brigit viene a significar "la muy alta, o la brillante". Pero el caso de Bergidum no parece tener nada que ver con la diosa céltica, sólo tienen la misma raíz común. La derivación en *Briga que aparece como sufijo en muchos castros del Noroeste es más cercana a la de la diosa irlandesa por ser de un idioma celta más moderno, sin embargo la de *berg parece ser una forma más arcaica y por tanto más antigua.
Pero como todo en prehistoria son elucubraciones, ya sabes.
Un saludo!.

marzo 22, 2007 12:28 a. m.  
Blogger Saul said...

Gracias por la aclaracion, fenomeno. Y a seguir con este blog tan cojonudo y necesario! Yo estoy aprendiendo un monotn leyendote (y perdiendo valioso tiempo de trabajo ;-)

marzo 22, 2007 5:36 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

EXPOSICIÓN Y RECITAL DE POESIA EN PONFERRADA
31 DE MARZ0, SÁBADO, 20.30 H.
GALERIA DE ARTE DOSMILVACAS.ARTE (Avenida de Astorga nº 7)
ENTRADA LIBRE Y GRATUITA




Expo Cadáver en Ponferrada

El cadáver está vivo!, y camina por Ponferrada. El Sábado 31 de Marzo, a partir de las 20’30h., en Ponferrada, en la Galería de Arte Dosmilvacas.arte , en la Avenida de Astorga nº 7, realizaremos una exposición de los Cadáveres realizados, y un recital de poesía donde presentar eses poemas, y donde cualquier persona participante podrá recitar los textos que le apetezca compartir con nosotros.

Hasta el momento, son un total de 60 cadáveres, 60 poemas distintos, el resultado de esta experiencia, en la que han pariticipado cerca de 70 autores/as. Contaremos ese dia con la presencia de varios de ellos y de la del cantautor Xosé Constenla, que pondrá música a algunos poemas.

Por supuesto, la entrada es libre y gratuita. Y desde aquí queremos animar a todas las personas participantes en la construcción de este cadáver, de estes cadáveres, a estar presentes en esta exposición, para celebrar la buena salud de nuestro cadáver. Viva el Cadáver!




EL CADAVER ESTÁ VIVO! VIVA EL CADÁVER!



El 28 de Febrero se lanzó a la red la propuesta de construcción de un poema colectivo y lural, un “cadáver exquisíto”, a partir de un primer verso que decía: “Há umha certa luz incompreensível na distáncia” (“Hay una cierta luz incomprensible en la distancia”). Un dia después, eran ya cerca de 20 las personas que estabam participando en este proceso creativo experimental, este experimento creativo. Dos dias después, la red de participantes se seguía extendiendo, y, a día de hoy, más de un mes después de su puesta en marcha, es probable que todavía sigan vivas algunas de las lineas de crecimiento a que dio lugar la propuesta inicial.





La técnica del “Cadáver exquisito” consiste en ir agregando palabras o imagenes sobre una primera propuesta, y fué muy empleada por los surrealistas em 1925. El nombre proviene de la primera frase que surgió la primera vez que fue puesta en práctica, en francés: “Le cadavre exquis boira du nouveau vin” (El cadáver exquisito beberá el vino nuevo). La propia literatura, en su globalidad, no es más que un inmenso cadáver exquisito, donde cada jugador, a través de los siglos y de las culturas, ha ido haciendo, va haciendo, sigue haciendo, su aportacion a esa obra colectiva.

La propuesta dio lugar a la creación de innumerables poemas, todos ellos resultado de un mismo proceso: cada persona participante iba agregando un nuevo verso bajo el poema que le llegaba. Un solo texto, o diversos textos, escritos por varias personas pero sin un sólo autor o autora que pueda decir que es suyo. Una demostración de que la literatura es de todos/as y de nadie: un gran trabajo y patrimonio colectivo en el que todas las personas pueden y deben aportar.

Las y los participantes no tenian que se exclusivamente “poetas”. Cualquier persona podía ser invitada a participar, y cada participante era responsable de hacer crecer, de mantener vivo, el cadáver, encaminando el poema a nuevos contactos, siempre bajo la idea de que todas las personas somos capaces de leer, escribir y jugar con la literatura, en general, y con la poesía en particular. Sin límites: ni de tiempo, ni de extensión, ni temáticos. El cadáver se mantendría vivo, se mantiene aún hoy vivo, posiblemente, en la medida en que nuevas personas realizan su aportación. Con la posibilidad, como no podía ser de otra forma, de echar mano de la copia, el plágio, el calco y la aportación inspirada en obras de otras personas. Siempre permitiendo que una persona pueda participar más de una vez.

El cadáver está todavía vivo hoy. Y esta exposición, este recital, es una muestra de eso. Porque la poesia, la literatura, la cultura, es de todos/as, resultado de un proceso colectivo de creación donde todo el mundo participa, donde todas las personas deben apropiarse de ella pero ninguna reclamarse propietaria.

Nos leemos en la red. Nos vemos en la literatura. Omnia sunt comuna!



Ovnis e Isoglossas: http://ovniseisoglossas.agal-gz.org

marzo 23, 2007 3:14 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home